baila

Baila y ponte en forma

Baila es una de las mejores y más divertidas maneras de bajar de peso o ponerse en forma porque permite  quemar calorías, desarrollar fuerza, coordinación, flexibilidad y mejorar el estado de ánimo, mientras se disfruta de la música y del movimiento.

El instructor de baile Román Ortega, quien labora en la cadena de salud y bienestar integral  Gold’s Gym,  indicó  que cuando se practica esa disciplina “se libera el estrés, se olvida cualquier situación personal y la persona se dedica únicamente a disfrutar el momento para sí misma, para sentirse bien por dentro y por fuera”.

Explicó que “la diversión a la hora de bailar es vital y está siempre presente. Viene de la seguridad de estar cómodos en el salón, de sentirnos capaces de alcanzar los objetivos, de hacer cada paso con propiedad. Por supuesto, cada instructor agrega su toque de personalidad para hacer que los participantes se sientan a gusto y disfruten del tiempo de baile”.

Beneficios de bailar

Ortega señaló que  todos los estilos de danza y baila r brindan grandes beneficios para la salud. “Cada uno de los estilos puede hacerte sentir enérgico, fuerte y determinado. Bailar merengues, salsa brava, bachata, reggaetón, samba, tambor, etc., hace que quemes calorías mucho más rápido que otras actividades”.

El instructor, con 15 años de experiencia en la disciplina, comentó que bailar “también genera autoconfianza, seguridad, disciplina y mejora las relaciones interpersonales. Además, activa la serotonina, que es la hormona de la felicidad”.

Ortega apuntó que dentro de sus clases,  que son  todos lo miércoles a las 5:15 pm en la sede de la cadena en Montalbán, incluye siempre todos los estilos de baila, con ballet para finalizar. “Es bastante divertido y los participantes disfrutan al máximo. Terminan agotados, pero felices”, aseveró.

Sugerencias para quienes comienzan

A quienes quieren empezar a asistir a clases de baile, Ortega recomienda “que cada movimiento que realicen lo hagan con actitud y  entrega. Que luchen por su salud a través de esta actividad y que no se den por vencidos. No importa si los pasos no salen a la perfección, lo que importa es disfrutar el proceso. El organismo recibe la buena vibra con la que trabajamos”.

Ortega, quien labora en Gold’s Gym desde hace 10 meses, resaltó que es mucho mayor el porcentaje de mujeres que de hombres que practican esa actividad. “Considero que los hombres temen al qué dirán los demás al realizar este tipo de actividades. En ocasiones llegan a ser más tímidos que las mujeres y no todos se arriesgan. Exhorto a los caballeros a animarse y participar”.

Sugirió  a las personas que quieren mejorar su apariencia, bajar de peso o construir masa muscular que busquen la ayuda de instructores certificados, para que reciban asesorías y despejen dudas.

Canciones de salsa que creías que no conocías pero te sabes de memoria

No importa si estás sentado o parado, un ritmo como la salsa va a hacer que sí o sí comiences a mover los pies, por eso te traemos una lista de algunas canciones de salsa que tal vez creías que no conocías, pero la realidad es que las has bailado y te las sabes de memoria.

‘La rebelión’

Creada por Joe Arroyo ha causado controversia en estos tiempos, es conocida también por el título ‘No le pegue a la negra’, aunque su ritmo hace que todo el mundo se ponga a bailar, caracterizada por retratar, en forma de canción, la desigualdad, los malos tratos y la esclavitud a la que eran sometidos los africanos.

“Quiero contarle mi hermano un pedacito de la historia negra, de la historia nuestra, caballero”, con ‘La rebelión’ Joe Arroyo buscó visibilizar y reivindicar a la raza negra.

‘Talento de televisión’

Ubicas esa canción que te hace jalar a tu pareja y correr a la pista de baile? ‘Talento de televisión’ de Willie Colón es esa canción de salsa que no puedes dejar pasar.

Fue creada por Amilcar Boscán en los años 90 e inspirada en ‘Yuyito’, una modelo argentina que aparecía en el programa venezolano ‘Súper Sábado Sensacional’.

La cita’

“Pasa y siéntate…”, Galy Galiano y ‘La cita’, una salsa de la década de los 90, no pueden quedar fuera de este listado, aunque Galy Galiano es uno de los salseros más conocidos en Latinoamérica.

Galy Galiano ha sido multifacético pues también ha cantado baladas, rancheras y hasta vallenatos.

Con este tema se posicionó por encima de grandes exponentes de la salsa cono Niche, teniendo éxito en países como México, Nicaragua Costa Rica, República Dominicana, Colombia, Venezuela y Estados Unidos.

El gran varón

De nuevo está Willie Colón en el conteo con ‘El gran varón’, canción de Omar Alfanno quien plasmó en esta salsa una vivencia personal.

Está inspirada en la historia de un amigo que estudió el bachillerato con Alfanno, el cual era víctima de bullying y no había podido “salir del clóset, porque en los 60, 70 declararse gay era algo que solo hacía un héroe”.

‘El gran varón’ fue escrita en el verano de 1986, cuando el amigo de Omar moría de SIDA, aunque la canción termina con la muerte de ‘Simón’, Alfanno declaró que su amigo aún no fallecía cuando terminó de escribirla.

‘Llorarás’

La salsa venezolana quedó marcada con el nacimiento de ‘Llorarás’ de Oscar D’ León. Esta canción es sobre un hombre despechado por no ser correspondido.

De acuerdo con D’ León, esta canción entró en su disco ‘Dimensión Latina’ como “relleno” y, por lo que dice “simplemente fue una inspiración”, por lo que no tiene alguna dedicatoria.

Como aprender a bailar

‘Valió la pena’

‘Valió la pena’ se desprende del disco de Marc Anthony con el mismo nombre, fue lanzado en 2004 siendo su octavo álbum de estudio.

Este es uno de los sencillos más conocidos del puertorriqueño, el cual es una garantía que pondrá a todos a bailar, “enhorabuena, porque valió la pena”.

‘La vida es un carnaval’

Celia Cruz es otra exponente de la salsa que no podía faltar, luego de salir del Buena Vista Social Club en la Habana, Cuba, logró llevar su ritmo a todo el mundo y ganarse el título de ‘La Reina de la Salsa’.

‘La vida es un carnaval’ es una canción que pone de buenas a cualquiera, no por nada la revista ‘Rolling Stone’ la incluyó dentro de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

Fuente: La República

La imparable moda de la bachata en Madrid

La frase “soy ateo, pero ahora creo”, extraída de la bachata Ateo que cantan C.Tangana y Nathy Peluso resume la imparable moda de la bachata. Lo que empezó siendo un baile desconocido en España, que solo algunos pocos se aventuraban a practicar, ha ganado la batalla a los descreídos y se ha convertido en el más popular en las academias, junto al reguetón o la salsa.

Así lo corroboran la cantidad de escuelas de ritmos latinos en diferentes barrios que se pueden encontrar en Madrid y testimonios como el del bailarín Cristian Erazo, que abrió su primera academia de baile, Art Dance, hace siete años y debido a la demanda ya cuenta con dos locales ubicados en la calle General Díaz Porlier a los que acuden más de 80 alumnos repartidos en 12 horas a la semana. “Hace unos cuatro años que ha ido a más y a más y no va a parar. Pero este último, después de la covid, se ha notado muchísimo. De dos clases por semana, hemos pasado a cuatro”, asegura.

Este bailarín, de 36 años, nacido en Ecuador, estudió danza clásica y moderna en Italia donde trabajó para varias compañías y también en televisión. Unos años más tarde se mudó a España, donde residía su madre, y se aventuró a compaginar su amor por el baile con los negocios cuando abrió la primera escuela en solitario. “No me esperaba el éxito ni me gusta verlo como un negocio, pero sí creo que la bachata aporta al mundo algo distinto. Mejoran el estado de ánimo, las relaciones sociales se tornan más amplias. Este baile ha venido para quedarse”, explica Erazo, quien confiesa que uno de sus planes inmediatos es formar una compañía a nivel profesional de este estilo y ofrecer al público tres niveles, en vez de los dos primeros que ya se imparten en la academia: iniciación, intermedio y proyección profesional. Después de las clases, muchos alumnos planifican salidas a discotecas y dos veces al año ponen a prueba en el teatro las coreografías que han aprendido a lo largo del curso.

Yanny Espinosa es uno de los profesores que imparten clases de salsa y bachata en Art Dance. Este cubano afincado en Madrid promete a sus alumnos que en su país no hay escuelas de bailes para sus compatriotas. “Los cubanos aprendemos a bailar desde pequeños. Si hay escuelas, son para guiris que quieren aprender. Bailar es nuestra forma de relacionarnos. Y, digámoslo abiertamente, también de ligar”, bromea con sus alumnos en una clase celebrada en diciembre. Ese día, justo antes de Navidad, confiesa que tiene menos pupilos de los que acostumbra. Son solo cuatro. La variante ómicron y las vacaciones tienen la culpa. Un día normal serían 20, atestiguan también los asistentes en cada clase. La bachata, la salsa y la kizomba, según Espinosa, forman parte del movimiento SBK, que toma las iniciales de cada tipo de estilo. “El elemento común en todos es la fogosidad. Y de los tres, la kizomba es la más sexual”, añade.

Comienza la clase y se dirige a ellos con un “es un placer ser vuestro profesor”. Mira su reloj inteligente y sin necesidad de desplazarse a la cadena de música selecciona la bachata con la que enseñar a los asistentes algunos pasos. Suenan: Cómo has logrado, de Vicente García; Me olvidaré de ti de Kelvy Jai; Deja Vu, de Prince Royce y Shakira y La fama, de The Weeknd y Rosalía, entre otras. Así durante una hora en la que los alumnos pagan 35 euros al mes si solo acuden a una clase a la semana de la imparable bachata y 55 si van a dos.


“Una bachatita bonita”, continúa diciendo el profesor. Eduardo Álvarez, el alumno más veterano de esta sesión, lleva asistiendo a clases de bachata desde septiembre de 2020. “Antes ya bailaba otros estilos musicales, pero quería aprender bachata. Esta música es muy divertida y te levanta el espíritu. Después de la pandemia, se necesita aún más”, afirma antes de ponerse a bailar con una de sus compañeras. Paco Campillo, otro de los asistentes opina algo parecido: “Quería solucionar el problema de mis dos pies izquierdos (ríe). La pandemia me hizo parar, pero he vuelto muy animado a esta escuela. Nuevo barrio y nuevas clases”.

Entre pasos dobles y giros, la clase pasa muy deprisa. Las dos chicas bailan con el profesor, cada una por separado y graban los pasos aprendidos para poder practicar en casa. Están felices, han podido bailar a sus anchas sin preocuparse por el espacio. “La repetición es la madre de la enseñanza”, los anima el profesor antes de despedirse.

El bailarín también asegura que la escuela está llena de público internacional y que en ocasiones hay incluso turistas que se acercan durante su visita a la capital para disfrutar de una clase como una actividad más. La primera clase es gratis. “Vienen de todos los países. Desde Alemania, Francia, Portugal, Finlandia, Taiwán o Cabo Verde. Una vez se presentó un cubano y no entendía lo que hacía aquí”, vuelve a bromear haciendo alusión a su anterior chiste.

Quizá pueda interesarte: Canciones de salsa que creías que no conocías pero te sabes de memoria

Rubén Blades tiene miedo que se pierda el sentido social en la salsa

¿Rubén no se había retirado?. Pues sí, esa era la intención en el 2016, cuando se presentó ante casa llena en el Coliseo de Puerto Rico con el concierto “Caminando, adiós y gracias”.

Esa despedida era parte de una necesidad que le acompaña al laureado artista desde el momento que aceptó una realidad: “Llega un momento en que uno tiene más pasado que futuro”. A partir de esa reflexión, Blades, ahora de 73 años, vive organizando su tiempo.

“En la medida en que uno se hace más viejo, las exigencias del tiempo hacen que uno tenga unas exigencias más marcadas de qué es lo que resulta prioridad y qué no”, dijo desde su casa en Nueva York, como parte de una serie de entrevistas virtuales en la antesala a su reencuentro con el público local el próximo sábado.

Sus recientes triunfos en los premios Latin Grammy y Grammy con los álbumes Salsa Plus Salswing! lo llevaron a reconsiderar su retiro de los escenarios, inquieto por que se pierda la realidad social y emocional que compone su trabajo en la salsa.

¿Tiene la preocupación de que, una vez se retire, se pierda el contenido social dentro de la salsa?

“Yo creo no que se va a perder, porque tenemos gente como René (Residente) que lo está haciendo, en otro género, pero lo está haciendo, así que no creo que soy indispensable en el sentido de que si me voy, todo se acaba. Lo que creo es que ahora mismo no existe un volumen, una acumulación de trabajo como la mía, en términos de lo que es atención social. TiburónPlásticoBuscando AméricaDesapariciones, todo ese tipo de canciones, si yo salgo, se fueron”.

Por largo tiempo se escucha y se analiza el mito sobre la desaparición de la salsa. No es un cuento nuevo para el cantante, compositor, abogado, político y activista, quien observa la realidad actual del género como parte de un ciclo que se ha repetido con otros a través de la historia sin que hayan desaparecido.

El género de la salsa no se limita a Puerto Rico y Panamá. Ahora mismo hay bandas de salsa hasta en Israel, o sea, bandas de salsa en Japón, en Corea, en Croacia, hay bandas de salsa en todo el mundo, así que el género no va a desaparecer”

-Rubén Blades, cantautor, abogado, político y activista

“Alguien como Celia Cruz, Ismael Rivera, Héctor Lavoe, el trabajo que hicieron, no desaparece, porque la calidad no tiene fecha de expiración”, destacó. “La salsa siempre va a continuar. Mientras exista la necesidad de contacto, de compartir, la alegría del baile, la salsa no desaparece y no hay nada mejor que la salsa a la hora del baile. En términos de la salsa como un comunicador social, lo mismo… El Gran Combo, que ahora va a celebrar 60 años, va a celebrar 120 años (más), ese grupo no desaparece jamás, ni va a desaparecer la figura de Rafael Ithier, jamás”.

En el ejercicio de organizar su tiempo entre los álbumes por estrenar, el libro de vivencias por terminar (Editorial Penguin /Radom House) y las grabaciones de la octava temporada de la serie Fear the Walking Dead, Blades también procura dejar sus asuntos claros antes de decir gracias y arrancar hacia la otra dimensión, como le decía la abuela.

A la muerte, no le teme.

“Yo no le tengo miedo a morirme”, afirmó. “Lo que pasa es que cuando tienes cierta edad y cuando ves las noticias de que se te murió Fulano, de que se te fue Fulano, de pronto te haces consciente. No te obsesiones tampoco, porque eso tampoco es bueno. Eso está allí y eso le pasa a todo el mundo. La muerte se le aparece a cualquiera, es una realidad universal, pero sí creo, y lo digo siempre, que cuando uno tiene más pasado que futuro, uno tiene que organizar su tiempo”.

“Jamás me perdonaré ese error mío”

Si algo aún le sorprende es escuchar a su hijo Joseph y a su nieta Olivia llamarlo “papá” o “abuelo”. Hace los relatos sobre cómo está siendo la paternidad luego que en el 2014 reconoció al hijo que por más de una década declaró públicamente que él era su padre y su semblante se enternece.

“Mi hijo ha sido una bendición en muchos sentidos, su capacidad de entender y de aceptar cosas que pienso que son muy difíciles, porque jamás me perdonaré ese error mío, esa necedad, tozudez mía; me debí haber hecho la prueba muchos años atrás, pero como no creía que era posible, fue una arrogancia mía, que pagaré el resto de mi vida”, lamentó.

Dijo que ambos tuvieron “la conversación” y, para su fortuna, su hijo prefirió fijar la mirada hacia el futuro. “Él me llama, lo llamo, viene a la casa, siempre estoy pendiente. No lo correteo tampoco, porque ya es un hombre y cuando me ha necesitado, me llama y yo estoy ahí para él”.

Con su nieta OIivia (19), su preocupación es que tenga los recursos para sus estudios universitarios, por lo que le ha separado un fondo.

“(Es) una bendición y algo que todavía me cuesta trabajo creer que pasó. No te digo el impacto que eso ha tenido para mí; no me sacudo de encima todavía la sensación de eso”.

Fuente: La propuesta digital

Rubén Blades, primer latino en recibir la Medalla de las Artes de Harvard

Rubén Blades es el primer latino en recibir la Medalla de las Artes de la Universidad de Harvard, en la tarde de este jueves 28 de abril, en Estados Unidos, durante una ceremonia en la que participó también el actor John Litgow, y que fue amenizada por el Club de Jazz de Harvard, que es dirigida por Yosvany Terry.

Devon Gates, Veronica Leahy y Kyra Teboe fueron los músicos que tuvieron apariciones especiales en la celebración que se llevó a cabo en el Teatro Sanders, ubicado en la ciudad de Cambridge, Massachussets, en Estados Unidos. Esta es la primera ocasión en la que un latinoamericano obtuvo este reconocimiento.

La decisión de la Universidad de Harvard se remonta a febrero de 2020 cuando el presidente de la máxima casa de estudios estadounidense Larry Bacow comentó que Blades el primer latino en recibir la Medalla de las Artes de Harvard “ha dotado muchos aspectos de su notable carrera con una humanidad profunda y una intensidad apasionada”. “Él es un músico fenomenal, un actor talentoso, un devoto servidor público, y nosotros buscamos darle nuevamente la bienvenida al campus y celebrar sus múltiples logros en las artes”, comentó de acuerdo al Harvard Gazette.

En esa misma publicación, el director de la Oficina de las Artes de Harvard, Jack Megan, dijo que “el arco de la carrera dinámica de Rubén Blades es simplemente extraordinaria”. “Él es un extraordinario artista – uno de los músicos de salsa más influyentes de la segunda parte del siglo XX y del siglo XXI así como es un actor inspirador y un activista político… Su generosidad, musicalidad y activismo son modelos de creatividad y el compromiso con nuestros estudiantes y todos nosotros”, expresó según la mencionada publicación.

Blades ha sido merecedor de 17 premios Grammy y Latin Grammy mientras que sus aportes a los diversos géneros musicales de la salsa, el rock, el pop y el jazz son mundialmente conocidos por el público. El también actor también participó de diversas producciones audiovisuales como la serie Fear The Walking Dead y el filme Predator 2.

El Open de Mérida Ciudad Patrimonio de Bailes de Salón se celebra este fin de semana

El Open de Mérida Ciudad Patrimonio de Bailes de Salón es un evento que se celebrará en diversas modalidades, como Standar (Valls ingles, tango, Valls lento) y Latino (Samba, Cha cha chá, Pasodoble, etc) y varias parejas que hacen bailes caribeños como Salsa, Merengue y Bachatta.

El delegado de Deportes, Felipe González, y el director de la Escuela de Baile Meridance, Luis Pacha, han presentado este jueves el VI Trofeo Ciudad de Mérida y del VI Trofeo Lusitania, enmarcados en el Open de Mérida Ciudad Patrimonio de Bailes de Salón que se celebrará este fin de semana.

En su intervención, González ha destacado que esta nueva edición de estos trofeos, que suelen celebrarse en noviembre, se ha adelantado a mayo a petición de la organización «un evento al que asistirán cada día 100 participantes».

Así, el delegado de Deportes ha animado a la ciudadanía a que participe y disfrute de este evento «porque es algo totalmente diferente en los pabellones deportivos y que tiene una gran atracción de público y participación de toda España».

Por su parte, Luis Pacha ha explicado que Meridance es un club pequeño que se basa en sus socios, «los padres de los bailarines de la escuela con el objetivo de que los bailarines de toda Extremadura puedan asistir a su capital a unas competiciones que para ellos son obligatorias porque deben realizar seis competiciones al año para que su ranking vaya mejorando y puedan promocionar a un mayor nivel» de esta manera se les facilita la posibilidad de competir en su región.

Las modalidades serán standar (Valls ingles, Tango, Valls lento) y latino (Samba, Cha cha chá, Pasodoble, etc) y varias parejas que hacen bailes caribeños como salsa, merengue y bachatta. También hay una modalidad que promociona «la mujer en el deporte, en categoría individual y en la que participan 25 chicas», según informa el Ayuntamiento de Mérida en nota de prensa, Un evento que se celebrará en diversas modalidades.

Las puertas del pabellón se abrirán a las 12,00 horas del sábado, ya que Meridance participa a las 11,00 en los actos del Día de la Danza, y y el evento concluirá las 18,30 horas de esa jornada, mientras que el domingo comenzará a las 9,30 horas y finalizará a las 16,30 horas.

Finalmente, Luis Pacha ha señalado que Meridance está volcado con el deporte base y ha hecho «un llamamiento a bailarines chicos becándolos en la escuela durante un año» El Open de Mérida Ciudad Patrimonio de Bailes de Salón.

5 razones por las que el baile ayuda a reducir el estrés.

Según distintos estudios el baile ayuda a reducir el estrés, pues ayuda a gestionar la ansiedad y el estrés, dado que alivia parte de la tensión física que puede afectar la salud mental. El comportamiento químico del cerebro, como señalamos, beneficia un estado anímico agradable.

Por ello te damos algunas razones por las que el baile ayuda a reducir el estrés:

1.- Provoca que el cerebro segregue serotonina:

La serotonina es una hormona que está relacionada directamente con el estado de ánimo y endorfinas (sustancias químicas que promueven el sentimiento de satisfacción).

2.- Aumenta el nivel de energía:

Al bailar los músculos se fortalecen y aún cuando se encuentran en reposo guardan energía y siguen en modo activo, como si estuvieran haciendo la misma actividad. Entonces, mientras más baila, más se fortalecen los músculos y más energía producen.

3.- Mantiene tu mente activa:

Aprender toda una rutina de baile no es algo que deba subestimarse. Para aprender y memorizar una rutina (aún tratándose de la más sencilla) se suele invertir mucho tiempo y esfuerzo.

Tener que aprender más de 100 pasos distintos en una única rutina de baile es un reto bastante fuerte, incluso para las personas “más capaces”.

A diferencia de muchos otros ejercicios cardiovasculares que solo consisten en repetir un único movimiento (como correr por ejemplo), bailar puede ser mucho más técnico. Es de este modo como bailar se ha convertido es una actividad reconocida por favorecer la agilidad mental, agudeza y memoria.

4.- Ayudan a combatir la ansiedad social:

Si has decidido tomar clases de baile como una nueva actividad y quieres aumentar tu autoestima, la danza es la mejor forma de lograrlo.

Bailar es un ejercicio divertido que se basa en la interacción social; por lo que entre más bailes mejor te será interactuar con otras personas. Muchas rutinas de baile consisten en bailar en compañía de otra persona, de esta forma aprenderás a comunicarte mejor y desarrollar autoconfianza.

Desarrollar un sentimiento de amor por el baile puede también ayudarte a desarrollar interés por otros aspectos de tu vida, así como elevar tu autoestima puede llevarte a aumentar tu independencia.

5.- Es un ejercicio de bajo impacto:

El Baile se considera un ejercicio de bajo impacto ya que gran parte de sus estilos inciden muy poco en las articulaciones; pero más allá de esto, bailar te puede brindar actualmente más que un entrenamiento cardiovascular.

Muchos estilos de danza activan varios grupos de músculos en un momento dado, mientras mejora tu resistencia, flexibilidad, coordinación y balance.

Si sientes que la caminadora no es para ti, bailar es la mejor forma de mover tu cuerpo, quemar calorías y perder algunos kilos ¡todo esto mientras te diviertes!

¿Qué otra razón conoces por las que Baile ayuda a reducir el estrés?

Ser pachuco es ser libre, clamor en el baile tradicional del Salón Los Ángeles

Mientras el calor asola a la Ciudad de México, en el salón Los Ángeles la pista no deja de recibir parejas dispuestas a lucir tanto sus mejores pasos como sus distintivos, trajes y zapatos de colores.

Entre la multitud sobresalen las plumas en los sombreros y los llamativos vestidos a tono, así como múltiples accesorios con motivos brillantes. El segundo Baile Tradicional de Pachucos regresa tras la pandemia al popular recinto de la colonia Guerrero (el primero fue en 2019), que desde hace más de 80 años alberga la música que más despierta el gusto por moverse rítmicamente en los habitantes de esta ciudad, el danzón.

Al principio apenas una decena de parejas están frente al escenario, donde las orquestas irán desfilando a lo largo de la tarde. Son los más adeptos a la cultura del danzón y del pachuco; aquellos que más entusiasmo demuestran por un baile que los transporta al pasado. El cariño que le tienen está presente en el cuidado que ponen sus trajes y vestidos. Sus portadores fueron los primeros en llegar y serán los últimos en irse.

La mayoría de los pachucos son adultos mayores, casi todos sobrepasan los 60 años, pero no les falta energía. Desde la participación de Acerina, al principio de la fiesta, las parejas se acomodan en el centro de la pista, mientras la orquesta Siboney se prepara para su presentación. Grupos de amigos que frecuentan estos encuentros aprovechan para demostrar las coreografías que practican hace años.

Además de amistades de años, también hay familias completas que han transmitido a distintas generaciones su gusto por la cultura pachuca. Los padres han ayudado a sus hijos a perfeccionar los pasos lentos y coordinados que ahora lucen en un lugar que a las cinco de la tarde ya está lleno.

Carlos Bueno tiene 67 años y es médico. En este segundo baile de pachucos su indumentaria es blanca, igual que la de su compañera y esposa. Como muchas otras parejas, la de ellos está coordinada tanto en los pasos como en los colores, sus adornos y su gusto por la música de una época cuando fueron jóvenes.

Los Ángeles prácticamente es mi segunda casa porque desde que era estudiante, desde que estaba en la universidad, cuando pasábamos un examen nos veníamos corriendo para acá. Sabíamos que había chicas para bailar, relata. Para él, bailarín asiduo, asistir a un lugar como este es un acto casi de ilusión.

A partir de que cruzamos el umbral empieza una magia, algo que solamente nosotros los pachucos y la demás gente que gusta del baile lo siente. Venimos a divertirnos, a sentirnos a gusto, a socializar y además hacemos ejercicio, resalta.

Nuevas generaciones

Por otro lado están dos jóvenes esposos, José de Jesús Reyes y Claudia Rodríguez que tienen poco más de 20 años. La edad, sin embargo, no les ha impedido sentirse identificados con la tradición que heredaron de sus padres. El gusto y el agrado empezó desde la familia. En este caso, con mis papás y mi hermana con su esposo nos fuimos integrando. Entonces fue creciendo en toda la familia, comenta el pachuco.

Conforme Claudia y José se fueron involucrado en el baile, la comunidad de Los Ángeles terminó por acogerlos. Para la pareja, el declive en la popularidad de los pachucos se debe principalmente a la falta de atención. Sabemos que este tipo de ambientes no han tenido la suficiente difusión como en su momento en los medios, criticaron.

Sin embargo, esto no quiere decir que para ellos esas formas de esparcimiento y convivencia vayan a desaparecer pronto. El hecho de que los jóvenes sigamos conociendo y empapándonos quiere decir que el pachuco, el danzón y los salones de baile van a seguir por muchísimos años, confía él.

La mayor parte de las veces es posible identificar a jainas y pachucos que forman parejas. El hecho de que compartamos indumentaria y símbolos hace alusión a esa comunión entre parejas y entre grupos, dijo el joven bailarín. No por ser pachucos todos tenemos que tener uniforme, porque no es un uniforme, no es un disfraz, sino una forma de ser, de vivir. Llevamos esa personalidad y la reflejamos en nuestro traje. Cada uno va a dejar en su vestimenta la personalidad, sus propios gustos, señaló.

De nuevo, el médico Carlos Bueno relaciona lo que considera un estilo de vida con la libertad. Para mí, ser pachuco es ser libre, sostiene, y aunque hace unos años estaba asociado con la rebeldía y el desorden, ahora el pachuco no es un caos desde el momento en que se arregla. Ve a cualquiera de ellos: traen sus zapatitos bien limpios, boleaditos; están bien perfumaditos. Entonces, no somos un caos; al contrario, somos obsesivos-compulsivos con nuestra imagen. ¿Por qué? Porque eso nos da un autoestima muy alta y, sobre todo, las señoras quieren bailar con nosotros, señaló.

Espejos

Al ritmo del güiro, el piano, las trompetas y los saxofones se despliegan pasos precisos y acompasados. Los pies de hombres y mujeres se mueven acompasados como en un espejo en grupo. Las parejas dan vueltas, se desplazan y en ocasiones forman filas ordenadas cuando un tema conocido sale de las bocinas. En los cuerpos sexagenarios los años se notan poco al demostrar agilidad, ritmo y gracia.

En el Salón Los Ángeles se respira la esencia de otro tiempo. Las mesas, barras y el escenario ostentan marcas dejadas por historias que se narran en la pista. Este segundo baile de pachucos tiene todavía parte de la tarde y el resto de la noche para dar. Las orquestas de Felipe Urbán, Carlos Campos, Los Reyes del Mambo, Son 14 de Cuba y Estrellas Dinamita todavía están por presentarse.

En el centro del recinto cada vez hay menos espacio entre parejas que no dejan de bailar, aprovechando que desde marzo de 2020, el salón cerró, igual que todos los recintos de entretenimiento.

Tal vez podría interesarte: Gilberto Santa Rosa

AMLO pone canción de Rubén Blades en la mañanera

El mandatario solicitó poner el video luego de hacer referencia a la activista Rosario Ibarra de Piedra, quien falleció este sábado 16 de abril a los 95 años de edad, en Monterrey, Nuevo León.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), concluyó su conferencia mañanera de este lunes 18 de abril de 2022 con un video de la canción “Amor y control”, de Rubén Blades.

López Obrador calificó como “heroína” a Rosario Ibarra de Piedra y puntualizó que fue una de las mujeres más consecuentes de los últimos tiempos en la historia de México.

“Una mujer excepcional porque sale de su casa en busca de su hijo y no deja de hacerlo hasta su muerte”, dijo.

El presidente explicó que Rosario Ibarra de Piedra le pidió hacer todo lo que esté de su parte por encontrar a personas desaparecidas y luchar junto con los familiares de víctimas de la violencia.

Dijo que cuando propuso a María Rosario Piedra Ibarra, hija de Rosario Ibarra de Piedra, para presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hubo mucho rechazo porque había un “profundo odio por la postura de doña Rosario y por lo que fue acusado y desaparecido su hijo”.

López Obrador dijo que Rosario Ibarra de Piedra es un testimonio del amor de las madres a los hijos. Acotó que una madre de un hijo preso no va a aceptar que éste cometió un delito, sino que dirá que fue una calumnia.

“A ver si terminamos con la canción de Blades sobre esto”, dijo.

Baile de bodas: Novia visita a su padre en el hospital para bailar juntos antes de ir a casarse

Al enterarse que su papá no podía estar en la ceremonia, la mujer ingenió un plan y lo sorprendió en el día del matrimonio. La conmovedora historia ya se viralizó en las redes sociales.

La familia sobre todo está en los malos momentos. Incluso, a veces se necesita un ‘espaldarazo’ para enfrentar situaciones sumamente complicadas. Así sucedió en la enternecedora historia viral de Steve Price. Al encontrarse hospitalizado, su hija Janae Hauger, de Estados Unidos, lo vistió para que pudieran compartir un baile juntos previo a la boda.

Janae Hauger siempre soñaba con bailar al lado de su padre Steve Price en el día de su casamiento. Por ello, la novia de 23 años hizo todo lo posible para hacer realidad ese anhelo. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando el hombre ingresó a un hospital de Ohio.

“Compartimos un vínculo increíble y siempre soñamos con el día en que pudiera acompañarme por el pasillo y compartir un baile de padre e hija conmigo”, relató Janae.

Ante esta difícil situación, la joven de Richwood recibió una noticia totalmente inesperada: Steve no podía asistir a la boda por estar demasiado enfermo debido a una pancreatitis.

Tan pronto como supe que no lo lograría, supe que lo vería en algún momento ese día. No iba a dejar que no me viera. De alguna manera iba a llegar al hospital sin ninguna duda”, confesó la norteamericana.

En ese sentido, Janae Hauger se las ingenió y puso en marcha un ambicioso plan. Ella, sus hermanos y su madre visitaron a Steve Price unas horas antes de la ceremonia. Con la ayuda de las enfermeras, el desprevenido padre llegó a la capilla del recinto médico para un baile especial de padre e hija al ritmo de “It Won’t Be Like This for Long” de Darius Rucker.

Todos nos sentimos en paz de que mi papá pudiera vernos, [La boda] fue increíble. Fue absolutamente perfecto. Hubiera preferido que él estuviera allí. Pero, dadas las circunstancias, fue absolutamente hermoso”, recodó Hauger en diálogo con People

Afortunadamente, Steve, de 59 años, pudo ver la ceremonia de manera virtual y las imágenes de la boda mostraron a la novia emocionada mientras charlaba en una pantalla.

“Fue realmente difícil para mí aceptar el hecho de que él no estaría allí. Le dolió mucho. Hubo muchas lágrimas entre los dos. Ha hecho todo lo posible por mantenerse fuerte para mí. Seguía diciéndome, ‘Necesito mejorar y te vas a casar pase lo que pase’”, reconoció Janae Hauger.

A pesar de que el conmovedor hecho ocurrió en 2018, miles de usuario están nuevamente compartiendo la historia en todos los rincones de Internet.

Logo formas de pago delirio
Aprender a bailar

Copyright © Delirio. All rights reserved. 
Powered by Trazotres.com